Colombia es un país que cuenta con una inmensa diversidad, la cual es atribuible tanto a la amplia riqueza de paisajes, ecosistemas, especies y recursos naturales que brinda su ubicación geográfica, como a la multiplicidad de culturas que habitan su territorio.

Es, además, el segundo país más biodiverso del mundo, superado únicamente por Brasil. Sin embargo, la dramática diferencia de tamaño que el país tiene con su vecino suroccidental, hace de Colombia el país más biodiverso por metro cuadrado en el planeta.

Por lo tanto, las tendencias que ha traído la pandemia al sector turismo, como los viajes sostenibles, cerca de casa, rurales y a destinos de naturaleza, se convierten en una oportunidad única para Colombia, ya que el crecimiento del turismo representa una oportunidad significativa para la economía de los territorios, para la generación de empleo, para el desarrollo de iniciativas productivas y para la inclusión social de las comunidades.

Sin embargo, es necesario asegurar que el crecimiento del sector sea sostenible y que contribuya con el bienestar de las comunidades locales, con el desarrollo de mejores servicios ecosistémicos, y con la conservación y protección del capital natural en el que se sustenta.